OTTO FREDERICK ROHWEDDER

“A principios de 1900 a la gente le irritaba tener que cortar su propio pan. Otto Frederick Rohwedder pasó dieciséis años de su vida e invirtió toda su plata para inventar una máquina automática que cortara el pan. Otto terminó en la ruina, no había entusiasmo en la industria para comprar la máquina. Sin embargo, treinta años después otra empresa, Continental, adoptó la máquina y la llamó Wonder Bread. En ese año, el ochenta por ciento del pan que se vendió estaba precortado. Otto decía que no era el dinero lo que lo estimulaba a crear algo nuevo sino el solo hecho de tener que cortarse su propio pan.
Muchas veces, las ideas crecen a partir de cosas que nos irritan.”

ÁGILMENTE
-Estanislao Bachrach

Los comentarios están cerrados.